miércoles, 11 de junio de 2014

Dimensiones Malditas. Capítulo 37: Especial lágrimas de Sirena (Parte III) Tártaro

Capítulo 37 (Especial) Lágrimas de Sirena- Parte III: Tártaro

Ariel agarró al hombre que se estaba hundiendo y le ayudó a ascender a a la superficie.
En cuanto subieron, seguidos por Odette, Melody y Parténope, el hombre quedó sorprendido por lo que veía. Todo un grupo de sirenas rodeándole.
-Simbad: ¿Qué queréis? ¿Acaso vais a devorarme?
-Ariel: No te preocupes, hace años que las sirenas dejamos de comernos a los humanos. Ahora hay que llevarte a un lugar seguro.
Una vez a salvo en el barco de Éric, Melody volvió a usar el colgante para devolver a Odette y a sí misma a su forma humana.
-Ariel: Parténope, tú enseñaste a mi madre a convertir sirenas en humanos y viceversa ¿Podrías convertirme en humana a mí?
-Parténope: Podría hacerlo, pero quiero probar cómo llevas el poder del tridente. Sólo imagínate que tienes pìernas.
Ariel se imaginó con piernas, los días que pasó con Éric y los momentos con los que había soñado durante años. En un instante, una luz la envolvió, y recuperó su forma humana ante los asombrados ojos del resto de tripulantes.
-Úrsula: Puedo sentirlo, Ariel ha empezado a emplear el poder del tridente ¡Mira que desperdiciarlo en un simple cambio como ese!
-Vanessa: Tú lo has empleado para darme vida.
-Úrsula: Espero que sepas emplear bien esa vida.
-Vanessa: No te preocupes. Ellos ya están de camino.
En ese momento, en la cubierta, aparecieron Eric y Dereck. Ambos príncipes estaban armados, y bajo el influjo del hechizo de Vanessa, que utilizaba la voz de Jasmine, sólo podían obedecer las órdenes de la sirena malvada.
-Ariel: ¿Éric? ¿Cómo es posible?
-Odette: ¡Apártate, Ariel! ¡Melody, escondete, por favor! Esto puede ser peligroso.
-Úrsula: Es posible que tú poseas la otra mitad del poder del tridente, mi pequeña y dulce niña. Pero yo estoy mejor preparada. El fragmento de la esfera me ha dado el poder para convertir a Vanessa en un ser independiente, y ahora ella posee la voz de aquella princesa con la que ha poseído a tu querido Éric. Creo que ha llegado el momento de que sepas lo que es una verdadera pesadilla, sirenita.
Sin poder controlar su cuerpo, Éric atacó a Ariel con su espada. Afortunadamente, Simbad se puso en medio y detuvo el ataque.
-Ariel: ¡Gracias!
-Simbad: No me las des. Te debía una por salvarme. Ahora estamos en paz.
Ariel esbozó una sonrisa ante aquel comentario mientras Simbad continuaba deteniendo la espada del príncipe.
Pero aún quedaba alguien más. Dereck apuntaba con su arco hacia Odette.
-Parténope: ¡Odette, corre! ¡En esta ocasión, no es un ataque con magia, si no con un arma humana! ¡El colgante no puede salvarte!
Desgraciadamente, cuando Odette vio como su marido la apuntaba con una de sus flechas, se quedó totalmente paralizada.
-Partenope: Maldición....
Dereck soltó la flecha, la cual iba directamente hacia la princesa cisne. Finalmente, la flecha la alcanzó; pero no fue a Odette, si no a Parténope. La sirena se había puesto en medio.
-Odette: ¿Por qué?
-Parténope: Porque tú... Puedes salvarlos a ambos...
Odette se arrancó un trozó de tela para curarla, pero Parténope la detuvo.
-Parténope: No te preocupes por esto. Esta herida se me cerrará en un día. Ahora presta atención y repite lo que yo diga.
-Parténope (Odette repite): Oh gran lago de los cisnes. La luz de la luna que me ofrece el poder para evitar las artes oscuras. Enséñame la magia del cisne y libera mis amigos.
Eric y Dereck cayeron al suelo. Sus recuerdos empezaban a volver, pero todavía no habían recuperado por completo la movilidad de su cuerpo.
En ese momento, aparecieron Kururu y los miembros de su grupo: Bart, Lisa, Jake, Finn y Marceline.
Estaban en busca de los miembros que quedaban de su grupo.
Ariel fue a ver a la sirena herida.
-Ariel: Tenemos que curarte enseguida.
-Parténope: No te preocupes, solo es una herida superficial. Escucha, Ariel, siento mucho haberos metido en este lío. De haber sabido que aquella bruja fue la que atacó mi pueblo...
-Ariel: No te preocupes por eso. Tú no tienes ninguna culpa.
-Parténope: De alguna manera, no puedo evitar pensar que de haberlo sabido, habría actuado igual, con tal de volver a ver a tu padre. Por mucho que dijera que ya lo había olvidado, la verdad es que nunca podré conocer a nadie como Tritón.
Mientras hablaba, una lágrima cayó por sus mejillas. Melody sacó un frasco e introdujo allí la lágrima.
-Parténope: Espero que de esta forma pueda compensar mis fallos.
Con esas palabras, la hermosa sirena del Norte se despidió y se marchó, sumergiéndose en el mar.
Ariel pensó por un momento que todo había acabado, pero nada más lejos de la realidad. Úrsula apareció y atrapó a Éric entre sus tentáculos.
-Úrsula: No renunciaré a una ventaja tan valiosa contra ti, Ariel. Hay otras voces que pueden hipnotizar a este hombre.
Simbad se dirigió a Úrsula con la espada en mano para salvar a Éric, pero ella creó un par de Sincorazón que le pararon los pies al pirata.
Así fue como Úrsula desapareció con el príncipe Éric. Ariel no se lo podía creer. Había perdido a su marido. Melody abrazó a su madre para intentar animarla, mientras Simbad dirigía el barco a tierra firme.
Una vez en el castillo, Ariel ordenó que preparasen las habitaciones que estuvieran disponibles para alojar a sus invitados.
Mientras Dereck dormía profundamente, ya que todavía tardaría un poco en recuperarse por completo, Odette hablaba con Ariel, Simbad y el resto de miembros del equipo Kururu.
-Ariel: ¿Seguro que tu marido estará bien?
-Odette: No te preocupes, Parténope dijo que se recuperaría por completo en un par de días. Lo que tenemos que hacer es decidir qué vamos a hacer.
-Kururu: Ir a buscar a esa bruja. Saldremos al amanecer.
-Ariel: No era necesario que me acompañaseis.
-Simbad: Ese pulpo se ha reido de nosotros y hundido mi barco ¡No descansaré hasta hacerla puré!
-Odette: Además, no vamos a dejarte sola.
-Lisa: ¡Qué emocionante! Paseando con la mismisima Ariel, la sirenita. Mi mente racional no puede creerlo, pero viendo lo que veo...
Antes de que la niña pudiese acabar de hablar... Una extraña luz violeta apareció y absorbió a todo el grupo.
-Bart: ¿Qué está pasando?
-Kururu: Kukukuku No lo sé, pero yo me largo.
Dicho esto, la rana desapareció-
-Finn: ¡Será corbade!
Finalmente llegaron al lugar que les llevó el portal. Era un sitio que ninguno de ellos conocía, salvo una del grupo.
-Marceline: ¡Cuánto tiempo sin pasar por el Tártaro!
-Simbad: ¿El Tártaro? Creo que voy a alucinar.
Entonces salió un humo verde que cubrió a todo el grupo.
-Finn: ¿Y ahora que?
Cuando el humo se disipó, Ariel, Odette, Simbad y Marceline observaron aterrorizados que el resto estaba totalmente paralizado.
-Marceline: Esto es un hechizo para congelar el tiempo. Eso no funciona con la reina de los vampiros, pero no entiendo que vosotros hayáis sobrevivido.
-¿?: Es que es difícil negociar con alguien que ha sido congelado.
Eris apareció entonces.
-Marceline: ¡Cuánto tiempo, Eris! ¿Se puede saber lo que quieres ahora?
-Eris: Por ahora, deshacerme de los pesados.
En ese momento, Eris hizo desparecer a Marceline.
-Odette: ¿Se puede saber dónde la has enviado?
-Eris: Esa mujer puede pasar de un mundo a otro a gusto, me he limitado a mandarla al lugar al que pertenece. Así podré hablar con vosotros tranquilamente. Tengo un negocio entre manos, y deseo que me ayudéis.
-Simbad: ¿Qué te hace pensar que te ayudaríamos?
Eris regresó a su trono, y con un solo chasquido de dedos, aparecieron Kale, Rata y Éric.
-Eris: Vuestros amigos se encuentran ahora mismo bajo mi poder.
-Ariel: ¡Éric!
El príncipe corrió a ver a su esposa, pero una barrera se puso en medio. No podían tocarse.
-Eric: ¡Ariel! Por favor, vuelve al palacio. Allí estarás a salvo.
-Ariel: No voy a hacerlo. Estoy decidida a salvarte.
-Kale: ¡No te preocupes por nosotros, Simbad!
Con la misma facilidad con la que les había hecho aparecer, Eris hizo desaparecer a los 3 y los envió al calabozo del Inframundo.
-Eris: Creo que ahora podemos empezar a hablar. En pocos momentos aparecerá un grupo al que os uniréis, la Alianza. La lider de ese grupo, Sailor Moon, lleva consigo algo que puede sernos útil: El cristal de plata de la luna. Lo guarda en su broche. Traedmelo.
Con esas palabras, la diosa del caos desapareció y devolvió todo a la normalidad. A los pocos segundos se volvió a abrir un portal. Esta vez el que traía al resto de la Alianza.
Ariel y los demás se fijaron en la chica que iba con el broche, la cual no tardó en presentarse como Sailor Moon.
Ariel abrió los ojos. Su hija le despertó. EL genio había salido de la lámpara a ver cómo estaban, y al verlos bajo el efecto de aquella técnica, la había anulado con su magia. Pero faltaba alguien.
-Genio: ¿Dónde están Jasmine y Hércules?
-Aladdín: Han desaparecido. Se los habrá llevado el mismo que nos hizo esto ¿Pero por qué a ellos?
-Simbad: Seguro que esa malvada bruja tiene algo que ver.
Ariel también lo había pensado, pero no tenía sentido que fuera parte del plan de Úrsula y Eris, ya que no estaban cerca del cristal de plata, ni siquiera tenían una pista de cómo recuperarlo.
Ariel empezó a pensar en los recuerdos de sus últimos momentos que le había proporcionado el Tsukiyomi: pensó en Éric, en sus padres, en Parténope, en Úrsula... Pero sobre pensó en qué haría de ahora en adelante y cuáles serían las consecuencias de sus actos.

CONTINUARÁ


sábado, 31 de mayo de 2014

Maléfica. Eso a lo que llaman película.


Ayer fui a ver Maléfica con unos amigos. Cuando descubrí que se iba a hacer una película de Angelina Jolie interpretando a una de mis villanas favoritas (Si queréis, podéis leer una entrada que puse al poco de abrir el blog sobre los inicios del proyecto pulsando aquí)
Aviso: Contendrá Spoilers, pero los marcaré de esta manera para que quien aún no la haya visto pero tenga dinero y tiempo libre como para perderlo en tonterías, no sufra.
Con el paso del tiempo, fueron sacando trailers, filtrando argumentos, etc etc. Sólo con ver el primer trailers, ya supe que sería una tremenda decepción. Aún así, mi ilusión de aquel momento 2 años atrás, pudo con mi escepticismo, y fui a verla.
Creo que nunca en mi vida hemos salido mis amigos y yo tan inmensamente cabreados del cine.
En los trailers te dicen que van a contar la historia de Maléfica para que entendamos por qué acabo deseando maldecir a Aurora de bebé (Aunque yo creo que una ofensa como no ser invitada, es más que suficiente para una emperatriz del mal en la era medieval) Pero eso durará como mucho los primeros 15 minutos.

A partir de ahí, te encuentras con una versión de La Bella Durmiente todavía peor que la Alicia en el País de la Maravillas de Tim Burton. Solo sirve de algo si quieres sufrir un tumor cerebral, quedarte sin ojos o cagar sangre.

Lo único que se puede considerar bueno es la interpretación de Angelina Jolie, lo cual no significa que haga que la película quede bien, solo que ella es tan buena actriz que es capaz de sobresalir en un proyecto tan horroso (Aunque, para mí, su mejor papel es y siempre será el de Lisa en Inocencia Interrumpida)
Por lo demás, nos encontramos con una historia de lo más simple y predecible (No lo digo porque siga el trayecto del clásico, ya que cualquier parecido es pura coincidencia). Se nota un montón que querían hacerse los guays, y el resultado con la cámara fue un montón de imágenes panorámicas y unos primeros planos tipo culebrón (Vale que Robert Stromberg es bastante nuevo en el mundo del cine, pero ya que ha trabajado con James Cameron, algo mejor se le podría haber pegado). Los chistes son de lo más simples y básicos (La única escena que me hace gracia es cuando Maléfica va a la casa del bosque y ve a Aurora bebé por primera vez).
Ahora haré un análisis de personajes ¡Que tiene tela!
Maléfica: ¿La emperatriz del mal? ¡No me hagas reír! La que recordamos como una de las villanas más poderosas, elegantes y malvadas de todo disney, ahora es una pobre mujer que se mueve por despecho, para luego convertirse en la heroína. A partir de la escena de la maldición, ya deja de ser quien se supone que es Maléfica. Para empezar, se supone que tu furia es contra Estéfano ¿Por qué no lo matas directamente y ya está? No ¡Mejor maldigo a su hija! ¡Y luego me hago su mejor amiga! 

Aurora
: Hay que empezar por el hecho de que Elle Faning no me parece digna en absoluto del papel (aunque no creo que haya una sola actriz moderna que pueda hacer papel y quedar bien). Si alguien se atrevió a criticar a Aurora de ñoña, con esta se lo va a pasar pipa. La maldita niña repelente con esa sonrisa que parece esquizofrénica. Y por favor, producción, si veis que la rubia tiene las cejas y las raices morenas ¡Pensad en tintarle bien el pelo! ¡No cuesta tanto!

Diaval
: El cuervo de Maléfica adquiere ahora un mayor protagonismo respecto al clásico ¿Para qué? Para sacar un personaje totalmente vacío. No tiene ninguna pasión, ninguna inquietud, ni siquiera sabemos nada sobre él, salvo que obedece las órdenes de Maléfica. Para eso yo ni me habría molestado en hacerlo humano. Lo habría dejado como un cuervo.

Rey Estéfano
: Este es el que sufre el cambio más radical respecto al clásico. Era evidente que si Maléica jugaba el papel de heroína, el pobre rey tendría que jugar el papel de antagonista. El resultado es el elemento de la pelíucla que da más asco ¡Hombres! Dicen que te quieren y luego te cortan las alas.

Hadas de las flores
: ¡Sí, señores! Hadas de las flores ¿Para que molestarse en mantener sus nombres del clásico? ¿Para qué molestarse en darles un buen papel? Las nuevas hadas son unas totales incompetentes y estúpidas.
Principe Phillip: Esto es lo que más rabia me produce. Uno de mis héroes favoritos se convierte en un niñato totalmente inútil. No hace absolutamente NADA relevante en la película (Destaco el nada para porque es literal, no digo más) Y no contestos con eso, ponen como actor a un Justin Bieber en potencia ¿Hasta dónde hemos llegado?

Conclusión: La película tiene unos horribles fallos argumentales, diálogos absurdos y unos personajes que dejan mucho que desear. Podría haber sido una producción magnífica, ya que los efectos especiales son de un nivel considerablemente bueno. Podrían haber sacado una producción tipo Wicked, pero con personajes de La Bella Durmiente, pero está claro que fueron incapaces. Se molestaron más en darle un buen papel a Angelina, obteniendo un "Ni te molestes".
Lo mejor: La caracterización de Angelina Jolie como Maléfica
Lo peor: ¡Todo lo demás!
Nota final como crítico maduro: 2,25/10
La nota final que realmente creo que se merece: ¡Puto cáncer de SIDA leproso!
Sólo espero que la gente se olvide cuanto antes de esta producción. Como empiece a ganar poder respecto al clásico que marcó mi infancia, me enfadaré de verdad. Porque vamos, de momento ya nos tenemos que tragar esta nueva portada.
Termino diciendo una cosa que es una dura verdad para mí: ¡Disney ha muerto! Siguiendo los pasos del rey Mufasa, ha sido asesinado por un traidor que ha acabado proclamándose rey. Y dicho gordo traidor no hace más que explotar lo que le interesa. Dando todo el protagonismo a PIXAR, haciendo películas plasticosas, poniendo a uno de esos pesados héroes Marvel cada año, y sacando películas como Maléfica (Que hoy en día a todo lo llaman película) ¿Dónde ha quedado la elegancia y el encanto de antaño? ¡Está muerto! Desde ya declaro oficialmente que reniego de Disney. Me limitaré a seguir las películas que en su momento me ayudaron a ser la persona que soy, y a pasar olímpicamente de todo lo que ofrezca Disney de ahora en adelante.

jueves, 22 de mayo de 2014

Dimensiones Malditas. Capítulo 36 (Especial)

Capítulo 36 (Especial Lágrimas de sirena parte II) Cisne

 Odette se preguntaba de dónde habría salido esa misteriosa joven ¿Era realmente cierta su historia sobre que procedía del futuro?
 -Melody: Escucha, sé que es extraño, y la verdad es que no tengo pruebas para demostrarlo. Pero te aseguro que lo que digo es cierto. Me llamo Melody, y soy la hija de Ariel. Mi madre me mandó aquí para cumplir una misión.
-Odette: Una misión ¿De qué tipo?
-Melody: Verás, mi mundo se encuentra ahora mismo en un grave problema. Está desapareciendo.
Esta mañana, cuando baje al salón para desayunar, no había nadie. De repente, el cielo se tornó rojo, y la tierra comenzó a temblar. Salí corriendo de aquella sala, en busca de mi madre. Estaba en la cocina. Me dijo que nuestro mundo iba a desaparecer, y que yo era la única que lo podría conseguir. Tenía que ir al pasado y traer el rayo de sol sanador con una lágrima de sirena del Norte.
 -Odette: Pero eso no explica cómo llegaste hasta aquí, y por qué tu madre te mandó a ti a una misión tan peligrosa en lugar de ir ella sola.
-Melody: Según parece, ella poseía un dispositivo que permitía abrir portales. También me dijo que esos portales sólo permitían viajar en el tiempo una vez a cada persona, y que ella ya lo había hecho. Tengo 24 horas para conseguir ambos ingredientes, o si no el portal me devolverá a mi mundo y desaparecerá.
-Puffin: ¿Qué vas a hacer, Odette? Si lo que dice esta niña es verdad, las cosas se han complicado demasiado.
-Odette: No sé si es verdad o no. Pero lo que está claro es que quedándome de brazos cruzados nunca salvaré a Derek. Quizá esta joven pueda ayudar ¿Qué tenemos que hacer?

 Melody sacó su colgante. La imagen de Atlántica se mostraba ahora
-Odette: ¿Cómo vamos a llegar hasta allí?
-Melody: Mi abuelo hizo un hechizo en este colgante hace tiempo. Llegaremos en un momento.
El colgante empezó a brillar, y de la imagen de Atlántica surgió una luz que envolvió a Melody y Odette. Inmediatamente, sus piernas se convirtieron en colas de sirena. Ambas se sumergieron en el mar, en busca de Ariel.
 El primer lugar al que se dirigieron fue a Atlántica. Ariel, Parténope y Sebastián también nadaban rumbo a la ciudad para alertar a todos sobre el regreso de Úrsula, cuando ambos grupos de sirenas se encontraron.
-Ariel: ¡Odette! ¿Cómo has llegado hasta aquí? ¿Qué ha pasado?
-Melody: Por favor, sé que es difícil de entender, pero necesito que me escuches.
-Ariel: ¿Quién eres tú?
-Parténope: Más que quién es, me preocupa de dónde es... Su presencia es muy extraña, ni siquiera pertenece a este mundo.
 -Odette: Parece que esta niña viene del futuro. Necesita nuestra ayuda para...
-Parténope: Un segundo... ¿Qué es eso que llevas al cuello?
-Odette: Un colgante que me regaló mi esposo, pero no creo que eso importe ahora.
 -Parténope: Importa más de lo que crees, querida. Este no es un simple collar. Es un amuleto contra la magia negra. Puede defenderte de cualquier hechizo.
-Odette: Ahora que lo dices, cuando aqulla mujer me atacó, es cierto que algo la detuvo ¿Significa que mi colgante formó una barrera?
-Parténope: ¡Tenemos que volver! Creo que podemos salvar a tu padre, Ariel.
Mientras volvían al lugar donde se encontraban Tritón y Athenea, Odette le contó a Ariel lo ocurrido con Eric y Derek.
-Ariel: Ya veo... O sea que Vanessa ha conseguido un  cuerpo propio. Bueno, si Éric me necesita, no me importa a cuantas brujas tenga que enfrentarme. Le salvaré cueste lo que cueste.
Odette le dirigió una mirada de apoyo. Ella también estaba dispuesta a luchar por Derek, aún a costa de su propia vida.
Cuando finalmente llegaron, Parténope le indicó a Odette que colocara su collar sobre el cuerpo de Tritón.
-Ariel: ¿Estás segura de que funcionará?
-Parténope: Sólo hay una forma de averiguarlo.
Una luz envolvió al alma en pena de Tritón, y acabó devolviéndole su forma original.
Ariel y Melody se lanzaron sobre el rey del mar para abrazarlo.
-Tritón: Mi querida hija.
-Ariel: Papá, lo siento. Ahora Úrsula tiene el poder del tridente.
-Tritón: Sólo tiene una parte, querida. Tú posees tanto poder como ella. Ahora te corresponde derrotarla. Nuestro futuro está en tus manos.
 Tritón se emocionó al ver a su querida esposa, ya que por fin desde que se reencontraron podía abrazarla.
Después se dirigió a Parténope y a Odette.
-Tritón: Muchas gracias por salvarme.En especial a ti, Parténope.
-Parténope: No tiene importancia. Sólo hice lo que tenía que hacer.
Ambos se sonrieron.
 Mientras, en la gruta de Úrsula, las brujas y Kisame lo preparaban todo para dar su próximo paso.
-Kisame: ¡Maldita sea! El ataque de esa zorra ha bloqueado gran parte de mi chakra. Ni siquiera pudieron blandir mi Samehada.
-Vanessa: No te preocupes. A partir de ahora, nos encargaremos nosotras.
-Úrsula: Creo que ya podremos lanzar esa pequeña tormenta.
Tritón y Athenea habían vuelto a Atlántica, junto a Flounder y Sebastián. Mientras, Ariel, Odette y Parténope, escuchaban la historia de Melody.
-Parténope: Una lágrima de sirena... Un rayo de sol sanador... ¿Qué significará lo segundo?
-Ariel: Pero el primer ingrediente no debería ser difícil de conseguir.
-Parténope: En realidad. No es tan sencillo. Verás, las sirenas del Norte...
Antes de qe pudiera hablar, el mar comenzó a moverse.
-Odette: ¿Qué ocurre?
-Ariel: ¿Una tormenta? ¿Cómo se ha podido crear tan repentinamente?
-Parténope: ¡Es el poder del tridente! ¡Debes detenerlo, Ariel!
En aquel momento se escuchó que algo parecido a una explosión. Cuando miraron hacia arriba, vieron como el cuerpo inconsciente de un hombre se sumergía en las profundidades,

CONTINUARÁ