viernes, 1 de marzo de 2013

Dimensiones Malditas. Capítulo 14

CAPÍTULO 14: PESADILLA 

video
Mientras Eris observaba con satisfacción el dolor y la agonía del mundo humano, un visitante se mostró ante ella.
-Hades: Querida mía.
-Eris: ¡Llegas tarde Hades! ¿Acaso crees que voy a encargarme del trabajo yo sola?
-Hades: ¡Discúlpame!He tenido algún contratiempo.
-Eris: Está bien. ¡Ponte cómodo!
-Hades: ¿Qué tal te ha ido con tu labor?
-Eris: Ha sido más fácil de lo que creía. Pronto obtendremos lo que buscamos.
-Hades: Me alegro. Yo también he conseguido lo que necesitaba.
-Eris: ¿Por qué decidiste hacer que ellos se conocieran? Eres consciente de que si consiguen ese poder, supondrán un serio problema.
-Hades: Lo sé, pero necesito que consigan esa magia para cumplir mi objetivo final. No te preocupes, todo va según mis planes, y yo acabaré consiguiendo lo que busco.
 
Riku  y Juri llegaron a la Ciudad de Halloween sin ni siquiera saber qué camino siguieron para llegar allí.
-Juri: ¿Qué es este lugar?
-Riku: Creo que lo conozco. Se trata de la Ciudad de Halloween. Sora me habló de este sitio. Aunque se suponía que era un lugar lleno de ruido.
La pareja fue interrumpida de repente por 3 habitantes de la ciudad.
-Jack: ¡¿Quiénes sois vosotros?!
-Juri: Yo me llamo Juri Arisugawa. ¿Y vosotros?
-Riku: Vosotros debéis ser Jack y Sally. Sora os mencionó en alguna ocasión.
-Jack: ¡¿Sora!? ¿Y ese quién es?
-Sally: ¿Cómo sabes nuestros nombres?
Riku no entendía el motivo por el que Jack y Sally no recordaran a Sora, pero decidió no darle demasiada importancia. Jack explicó que algo extraño había ocurrido en la ciudad y solo quedaban ellos, así que habían decidido ir a buscar a los demás. Riku y Juri decidieron acompañarlos, dado que no tenían otro camino que seguir.
Pero no eran los únicos que se acercaban a la puerta de la ciudad. Sesshomaru y Merida también habían llegado a aquel misterioso lugar, encontrándose con unos extraños individuos.
-Jack: ¡¿Qué está pasando aquí?! ¡¿Cuánta gente extraña ha decidido venir a la ciudad?!
-Merida: ¿Un esqueleto? ¿Cómo puedes moverte y andar?
-Sesshomaru: ¡Apártate Merida! Estos tipos pueden ser peligrosos.
-Riku: ¿Qué os trae por aquí?
-Sesshomaru: Eso a ti no te interesa. Muévete, o te mataré.
-Sally: ¡Esperad! ¡Bajad las armas!
-Merida: ¿Pero se puede saber quienes sois?
-Juri: Yo me llamo Juri. Venía sin rumbo con mi compañero cuando llegamos a este sitio.
 -Jack: Yo soy Jack Skelington, rey de las calabazas. Esta es mi ciudad, pero han desaparecido sus habitantes.
-Merida: ¿Desaparecido?
-Sally: Así es. Solo quedamos Jack, Zero y yo. Queríamos salir para comprobar qué ha ocurrido.
 -Merida: Sesshomaru, deberíamos acompañarles.
-Sesshomaru: No me interesa en absoluto.
-Merida: Por favor...
Sesshomaru seguía negándose, pero entonces se fijó en un insecto venenoso. Parecía frenarle el paso. Sesshomaru comprendió que Naraku quería que siguiera a esas personas.
Sesshomaru no sabía qué querría su enemigo, pero de una cosa estaba seguro: Si les acompañaba, tendría más posibilidades de encontrar y matar a Naraku en el menor tiempo posible.
De esta manera, los 6 emprendieron su camino, siguiendo la pista de aquel insecto. Pero ninguno de ellos sabía que un séptimo miembro acompañaba al grupo, sin ser visto ni oído.
Hércules estaba sorprendido de la belleza de aquella joven.
-Hércules: Así que te llamas...
-Mégara: Mégara. Mis amigos me llaman Meg, o éso harían si los tuviera.
-Hércules: Y.... ¿Qu-Qué te trae p-por aquí?
-Meg: Necesito, ayuda. Alguien amenaza con matarme. Me vendría bien alguien que me proteja.
-Hércules: Por supuesto señorita ¡Yo la protegeré!
-Meg: Sabía que podía contar contigo fortachón.
Phil quiso hablar con su alumno en privado.
-Phil: ¿Qué estás haciendo chico? Todavía no eres un héroe, no estás capacitado para esto. Y aún tenemos que explicar lo de Jafar.
-Hércules: O, por favor Phil ¡Déjame intentarlo!
-Phil: Lo único que digo es que no te quedes mirando esos ojos seductores durante el trabajo.
-Hércules: Entonces ¿Me dejas hacerlo?
-Phil: Pues....
Antes de que el hombre cabra terminase de hablar, Hércules le dio las gracias y fue a hablar con Meg.
Durante la charla, alguien apareció.
-Genio: ¡Hooooolaaaaa!
Hércules se preparó para luchar, pero el genio le detuvo.
-Genio: Tranquilo hombre. Supongo que no nos conocemos, pero soy un amigo de Aladdín. Te está esperando en casa de tu maestro.
-Hércules: ¿Aladdín está aquí? ¡Perfecto! Vamos Meg, ellos nos ayudarán.
Sin embargo, la chica prefirió marcharse. Se hacía una idea de lo que iba a ocurrir, y no le apetecía estar presente cuando eso ocurriera.
 El genio llevó a Hércules con Aladdín y Jasmine. Phil le explicó que Jafar había aparecido de pronto.  Los tres se quedaron impresionados.
-Aladdín: ¿Jafar ha llegado hasta aquí?
-Jasmine: A nosotros intentó atacarnos hace poco acompañado por una tal Vanessa. Nos advirtió que quería atacarte, por eso vinimos aquí cuanto antes.
Mientras hablaban, alguien llegó.
¿Aladdín y Jasmine?  Les acompañaban Dororo, Simba, Nala, y los demás.
Hércules no comprendía el motivo de aquella situación. Todo se aclaró en el momento en el que los primeros Aladdín, Jasmine y Genio,desaparecieron.
 Eran simples ilusiones creadas para confundir al semi-dios. Pero... ¿Con qué objetivo?
-Aladdín: ¡Hércules! Me alegro de que estés bien.
-Hércules: ¿Aladdín? ¿De verdad eres tú?
-Aladdin: Ha pasado bastante tiempo desde la última vez que nos vimos. Te presento a Dororo. Dice que es un ser de otro planeta.
-Dororo: Cabo Dororo, a tu servicio.
-Hércules: ¿Y quiénes son los demás que te acompañan?
-Dororo: No hay tiempo para explicaciones. Tengo que llevaros a todos a un lugar seguro.
Dororo sacó una especie de transmisor y habló a través de él.
Dororo: ¡Atención a la base! ¿Me recibís? Aquí Dororo. El equipo número 3: Dororo, ha sido completado con éxito.
Pero alguien estaba observando todo éso: Itachi Uchiha. Ély sus compañeros habían conseguido unirse a Orochimaru, pero tenían que conseguir información. Itachi quería sonsacarle información a Hércules sobre Hades, ya que era su enemigo. Aunque su primer intentó falló, no tardaría en volver a intentarlo.

CONTINUARÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario